LIBRERÍA VIRTUAL

Casi cerrando este Año, en su peregrinación a Tierra Santa, el Papa ha llamado a judíos, cristianos y musulmanes a que como creyentes manifestemos en este mundo globalizado y secularizado que creer en Dios no significa luchar contra los que han recibido y conservan una tradición religiosa distinta, sino –al contrario- esa fe en Dios nos compromete a valorar la riqueza de la diversidad y a trabajar por un mundo más justo y en paz. Ciertamente los criterios del “apóstol de los no judíos” pueden iluminarnos en esta misión.

MI CUENTA