Oración 04 de octubre

domingo, Oct 04

ORACIÓN PARA ESTE DÍA ESCUCHEMOS “Interiormente movilizados por estos gritos que nos reclaman otra ruta (cfr. ibid., 53), reclaman cambiar, podremos contribuir a la nueva sanación de las relaciones con nuestros […]

ORACIÓN
PARA ESTE DÍA

ESCUCHEMOS

“Interiormente movilizados por estos gritos que nos reclaman otra ruta (cfr. ibid., 53), reclaman cambiar, podremos contribuir a la nueva sanación de las relaciones con nuestros dones y nuestras capacidades (cfr. ibid., 19). Podremos regenerar la sociedad y no volver a la llamada “normalidad”, que es una normalidad enferma, en realidad enferma antes de la pandemia: ¡la pandemia lo ha evidenciado! “Ahora volvemos a la normalidad”: no, esto no va porque esta normalidad estaba enferma de injusticias, desigualdades y degrado ambiental. La normalidad a la cual estamos llamados es la del Reino de Dios, donde «los ciegos ven y los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos resucitan y se anuncian a los pobres la Buena Nueva» (Mt 11, 5). Y nadie se hace pasar por tonto mirando a otro lado. Esto es lo que debemos hacer, para cambiar. En la normalidad del Reino de Dios el pan llega a todos y sobra, la organización social se basa en el contribuir, compartir y distribuir, no en el poseer, excluir y acumular (cfr. Mt 14, 13-21). El gesto que hace ir adelante a una sociedad, una familia, un barrio, una ciudad, todos, es el de darse, dar, que no es dar una limosna, sino que es un darse que viene del corazón. Un gesto que aleja el egoísmo y el ansia de poseer. Pero la forma cristiana de hacer esto no es una forma mecánica: es una forma humana. Nosotros no podremos salir nunca de la crisis que se ha evidenciado por la pandemia, mecánicamente, con nuevos instrumentos —que son importantísimos, nos hacen ir adelante y de los cuales no hay que tener miedo—, sino sabiendo que los medios más sofisticados podrán hacer muchas cosas pero una cosa no la podrán hacer: la ternura. Y la ternura es la señal propia de la presencia de Jesús. Ese acercarse al prójimo para caminar, para sanar, para ayudar, para sacrificarse por el otro.«.

Papa Francisco
(Audiencia General. Miércoles, 30 de septiembre de 2020)

 

Revisa AQUÍ la Encíclica «Laudato Si» completa

 

REFLEXIÓN DEL EVANGELIO DE HOY clic aquí

 

¡Te esperamos mañana! AQUÍ

 

TU APORTE ES ESENCIAL
Aunque estas actividades se ofrecen de forma gratuita, si lo deseas puedes hacer un aporte voluntario a través de una Transferencia Bancaria a:

  • Banco: Banco de Chile  | Cuenta Corriente N°: 9145510
  • Titular: Fundación Centro de Espiritualidad Ignaciana | RUT : 65.034.035-3
  • Mail : donaciones@ignaciano.cl | En la transferencia indica tu nombre para saber quién eres y la actividad en la que participas (o participarás).
    Muchas gracias!

Calendario de Eventos

« junio 2021 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
4

Noticias Relacionadas

Una Pausa en el día 15 junio

UNA PAUSA EN EL DÍA Hagamos una Pausa en el día a través de Facebook y esta página. ¡Te esperamos todos los días desde las 12 hrs.!

leer más

Oración de la mañana 15 junio

ORACIÓN DE LA MAÑANA PARA ESTE DÍA Oremos juntos    Recordemos la intención del Papa para este mes: "Recemos por la belleza del matrimonio"...

leer más

Sagrado Corazón: Día 14

DÍA 11 Desde hoy queremos compartir los aprendizajes del Sagrado Corazón para este tiempo de Pandemia....¡Acompáñanos!

leer más

Una Pausa en el día 14 junio

UNA PAUSA EN EL DÍA Hagamos una Pausa en el día a través de Facebook y esta página. ¡Te esperamos todos los días desde las 12 hrs.!

leer más

Oración de la mañana 14 junio

ORACIÓN DE LA MAÑANA PARA ESTE DÍA Oremos juntos    Recordemos la intención del Papa para este mes: "Recemos por la belleza del matrimonio"...

leer más

Sagrado Corazón: Día 11

DÍA 11 Desde hoy queremos compartir los aprendizajes del Sagrado Corazón para este tiempo de Pandemia....¡Acompáñanos!

leer más